La Concejalía de Medio Ambiente y Cambio Climático, con la colaboración del departamento de Parques y Jardines, ha instalado unos paneles informativos en formato de atril en diferentes zonas verdes de Dénia para ponerlas en valor como espacios de naturaleza entre zonas residenciales, sugiriendo su visita a pie o en bicicleta con el itinerario que conecta las zonas verdes de Les Marines y otro itinerario para aquellas que se ubican al sur del casco urbano.

En cuanto a Les Marines, se han instalado atriles en el parque de Les Bassetes y las zonas verdes de las calles Canoa, Ferreret, Llaüt, Milà, Pit-roig, Veler y Mar Jònica. En la zona sur del casco urbano hay atriles al parque de Torrecremada, Bosc de Diana y zonas verdes de Aldebaran, Aquari, Aurora Boreal, Ginjoler, Pedrera, L’Escoleta y la Plana.

En cuanto al contenido y al diseño de los soportes, se ha buscado un resultado muy visual con un mapa donde están localizadas todas las zonas verdes y las conexiones recomendadas para desplazamientos no motorizados.
Rodeando el mapa se han colocado fotos de todas las zonas verdes para que, de un vistazo, quien lee pueda tener una imagen de cada zona verde. El reportaje fotográfico se ha hecho expresamente para captar los aspectos más genuinos de cada lugar.

El fondo de los paneles se ha decorado con motivos vegetales y todos los atriles lucen una ramita de almez (lledoner) para reivindicar este árbol autóctono de gran valor ornamental y ambiental.

Para el soporte del panel se ha elegido el acero corten por su capacidad de integración tanto en el entorno urbano como en los espacios naturales. Se trata también de un material que casi no necesita mantenimiento. La capa de óxido protege la parte interior y esta capa es autorrenovable, puesto que si se elimina se vuelve a producir automáticamente. Por lo tanto los grafitis tienden a desaparecer progresivamente y es muy resistente a los orines de las mascotas.

Para la leyenda o lámina de información, se ha elegido el compacto o HPL. Es un laminado de celulosa y resinas a alta presión. La impresión está en el interior y por lo tanto no se puede arrancar. Los grafitis se pueden eliminar fácilmente con un disolvente común. Es inalterable frente a las variaciones climáticas de frío o calor y a la humedad. La naturaleza de las resinas que protegen la impresión le dan una resistencia al rayado y a la desaparición del diseño.