El Ayuntamiento de Dénia sigue mostrando su nivel de adaptación durante el estado de alarma por el coronavirus. Esta vez ha celebrado el pleno ordinario del mes de marzo de forma telemática, al igual que hizo en los últimos días con las convocatorias de rueda de prensa. Un pleno corto para lo que suelen ser estos en el consistorio dianense, 39 minutos.

En el orden del día se han tratado los siguientes puntos:

1. Funcionamiento telemático de las sesiones plenarias, que ha sido aprobado por unanimidad.
2. Dar cuenta del Plan Presupuestario a medio plazo 2021-2023.
3. Reconocimiento de gastos con reparos de la intervención, cuyo punto ha sido aprobado por mayoría.

En este punto ha habido debate, el concejal de Hacienda, Paco Roselló, ha asegurado que se trata de 113.000 euros de facturas, que por alguna cuestión no han seguido con el proceso administrativo y no se ha cumplido tal y como se marca en la ley de presupuestos y la ley de contratación.

La concejala de Ciudadanos, Susana Mut, ha asegurado que desde su formación no están conformes en que esto siga ocurriendo día sí día también pero también tienen claro que se debe pagar a las empresas puesto que la situación por la que se está atravesando, se está pasando mal económicamente hablando.

Del mismo modo, coincidían los del Partido Popular. En voz de Jose Antonio Cristobal, aseguraban que esta situación ya se ha repetido en diversas ocasiones, por lo que han pedido al equipo de gobierno que tomen las medidas oportunas para que se sigan los procedimientos a seguir.

Más de lo mismo piensan desde el grupo municipal de Compromís per Dénia. Esto es lo que decía su portavoz, Rafa Carrió:

A destacar que el concejal Mario Vidal, de Gent de Dénia, no ha estado presente en la convocatoria por motivos personales y que tanto el concejal de Hacienda en la administración local, Paco Roselló, así como el secretario han comparecido juntos desde una de las salas pero manteniendo las distancias.