El Ayuntamiento de Dénia ha vuelto a convocar a los medios de comunicación a través de una videoconferencia. Esta vez, el alcalde de Dénia, Vicent Grimalt, y el concejal de Hacienda, Paco Roselló, han anunciado los datos de la liquidación del presupuesto del año pasado.

En este caso, el remanente de tesorería ronda los 14.630.000 euros y el superávit se sitúa en 6,8 millones. Esas cifras van a permitir que el consistorio dianense destine un millón de euros a ayudas a empresas, pymes y autónomos para paliar los efectos económicos de la crisis por el coronavirus, además de otro millón de euros para Bienestar Social.

Esta decisión se ha tomado para reactivar el tejido empresarial local con la finalidad de que no cierren negocios y que tampoco se pierda empleo.

La próxima semana, el equipo de gobierno se reunirá con el Cercle Empresarial de la Marina Alta (CEDMA) y con la Asociación de Empresarios de Hostelería y Turismo de la Marina Alta (AEHTMA) con tal de conocer qué otras necesidades se les plantea.

Además de esos dos millones, el consistorio prevé dedicar tres millones a pagos a los proveedores y otros tres millones para amortizaciones anticipadas de préstamos.

Esto será posible, según el concejal, gracias al ahorro en diferentes partidas, como en las facturas de la luz y del teléfono, y el incremento de algunos ingresos.

La intención del equipo de gobierno es dar cuenta de la liquidación del presupuesto en un pleno a celebrar la próxima semana y a la siguiente celebrar una nueva sesión para aplicar el reparto del dinero ahorrado e incrementar las partidas existentes en las cuentas de 2020.