Las medidas de reordenación del espacio público para adaptarlo a la nueva normalidad que el Ayuntament de Dénia está realizando estos días consiste en la instalación de bolardos delimitadores de las aceras en las calles La Mar y Colón para evitar que los coches aparquen y ocupen el espacio de los peatones dificultando el mantenimiento de la distancia de seguridad.

Igualmente está procediendo a pintar en el carrer de la Mar para cambiar parte del aparcamiento en cordón y así poder ampliar las aceras con elementos delimitadores provisionales.

En los próximos días se realizará la misma operación en las calles Calderón, Sagunt, Diana i avinguda del Mongó.
El objetivo de estas acciones es ganar espacio para los peatones para que tengan menos dificultades para mantener la distancia de seguridad interpersonal.