El alcalde de Dénia, Vicent Grimalt, ha confirmado que desde el consistorio dianense existe una preocupación por el aumento de casos en COVID-19 en la localidad vecina de La Safor, Gandia. El primer edil ha asegurado que no solo existe una preocupación por el ocio nocturno, que le consta que están respetando las medidas y el aforo, sino que existe una preocupación a nivel general, en el caso de que Dénia se pueda encontrar en la misma situación y se tenga que dar un paso atrás.

Ante la posibilidad del cierre de los locales de ocio en Dénia, el alcalde ha manifestado que eso no es competencia del ayuntamiento sino de la Conselleria de Sanidad.

Esto sería un golpe durísimo para estos negocios, los más perjudicados por la pandemia del coronavirus, pero las cifras que Sanidad ha detectado respecto a la franja de edad del mayor número de contactos, de 20 a 40 años, junto a la relajación exagerada en el uso de mascarillas, está provocando esos hechos.

Es por ello que Grimalt ha insistido en que tanto ciudadanos como visitantes sean responsables, es decir que utilicen la mascarilla y respeten las distancias de seguridad, además del uso del gel hidroalcohólico.

La buena noticia es que el Departamento de Salud de Dénia sigue plantado en los 198 contagios, ninguno en las últimas semanas.