El conseller de Educación en la Comunitat Valenciana, Vicent Marzà, se ha reunido, de forma telemática, con los equipos directicos de los centros educativos de toda la región valenciana, entre ellos Dénia, así como con las AMPAS de primaria y secundaria para tratar la última hora de la educación dadas las circunstancias de pandemia que estamos viviendo.

Una vez más el conseller Marzà ha insistido en que los colegios son espacios seguros, puesto que los protocolos están funcionando como debe ser. Y es que en diversas ocasiones ha recalcado que las escuelas son espacios de contención de la COVID-19 y no de contagio. Por ello, es muy importante que los centros estén aireados con las ventanas abiertas, ya que es la mejor opción hasta la fecha, puesto que los filtros EPA tan solo sirven para reforzar. Además, hay que seguir contando con el uso obligatorio de las mascarillas, de hecho desde la Conselleria de Educación se está estudiando, desde el verano pasado, dotar al profesorado con mascarillas transparentes para que no entorpezcan la comunicación oral, aunque todavía no las hay homologadas por lo que no están disponibles todavía.

En otro orden de cosas, Vicent Marzà también ha asegurado que se está trabajando para que las bajas de los profesores se cubran lo antes posible. De igual manera, se están agilizando las pruebas PCR para evitar que se alarguen las mismas.

Hoy por hoy, la única esperanza la tenemos en las vacunas, por lo que el siguiente colectivo en vacunarse en la Comunitat Valenciana serán los docentes y no docentes, como el personal del comedor, que tengan contacto directo con los estudiantes.

Aunque todavía es pronto para aventurarse, parece que las pruebas de las PAU seguirán el mismo criterio que las del 2020, puesto que los alumnos siguen teniendo el 50% de las clases de forma presencial y el otro 50% online. Además, desde la Conselleria han destacado su voluntad en ampliar la red WIFI de los centros educativos para dotarlos de mejor cobertura dadas las circunstancias.