El Ayuntamiento de Xàbia someterá esta semana a votación del pleno pedir formalmente a la Conselleria de Educación que empiece a delegar al municipio la gestión directa de las obras de mejora en los colegios e institutos, siguiendo el plan autonómico Edificant.

Este sistema permite involucrarse a los Ayuntamientos que disponen de los medios técnicos necesarios para agilizar la tramitación de las obras pendientes en infraestructuras educativas (en un contexto en el que la mitad de los 1.300 centros educativos de la Comunitat necesitan algún tipo de obra). Así pues, el Ayuntamiento de Xàbia se encargará de contratar y gestionar las obras que, eso sí, financiará la Conselleria de Educación, administración que tiene la competencia en la materia y que ya ha anunciado una inversión global en Xàbia por valor de unos de 8 millones de euros.

La concejala de Educación, Montse Villaverde, ha recordado que el Ayuntamiento ya cuenta con el visto bueno de la Conselleria para los proyectos en todos los centros educativos, de primaria y de secundaria. Ahora se están presentando las memorias valoradas de cada uno de ellos para que sean revisados por los técnicos de Educación y de momento ya se ha dado luz verde a dos las intervenciones que proponía el Ayuntamiento, aunque en las próximas fechas se espera que vayan llegando los permisos para todas.

Los dos proyectos por los que se empezará son el del Trenc d’Alba, en el que se construirá un gimnasio, ampliará el comedor y la cocina, reformará los baños y renovará los juegos infantiles (con presupuesto total de 1.158.802,39 euros) y el que afecta al Vicente Tena, una obra está encaminada a reformar integralmente el gimnasio, dotar al centro de una escalera de emergencia y reformar los baños que utilizan los alumnos de infantil (con presupuesto de 465.516,00 euros).

El Ayuntamiento sigue pendiente de la resolución de la Generalitat en la que es la reforma más importante del plan local: la del colegio Graüll. La conselleria debe decidir si se construye un nuevo aulario y se reforma integralmente las instalaciones existentes o si, directamente, se derriba y construye un centro totalmente nuevo.