El conseller de Educación, Cultura y Deporte, Vicent Marzà, junto con el secretario autonómico de Educación y FP, Miguel Soler, han participado telemáticamente en la Conferencia Sectorial de Educación que ha reunido a la ministra de Educación y FP, Isabel Celaá, con responsables autonómicos de educación para abordar el desarrollo y la evaluación del curso.

Según el conseller, «hemos llegado a unos acuerdos en los que vemos reflejadas las propuestas que nosotros ya hemos estado llevando a cabo en nuestro territorio y que hemos estado trabajando con nuestra comunidad educativa».

En la Conferencia Sectorial de Educación se ha acordado que se hará una evaluación global que no perjudique al alumnado. En este sentido, la Conselleria desarrollará instrucciones a partir de una normativa estatal específica que elaborará el Ministerio para la evaluación final del actual curso escolar.

Así mismo, se ha corroborado que el actual curso escolar finalizará según está establecido en el calendario para cada etapa educativa, sea con formación a distancia, sea con clases presenciales, según determinen las autoridades sanitarias en cada momento.

Marzà ha explicado que «fruto de esta reunión hemos constatado que hemos adaptado la actividad lectiva a las circunstancias de formación a distancia con el plan ‘Mulan’, que el curso tiene que continuar reforzando sobre todo los contenidos ya aprendidos y que se hará una evaluación final adaptada completamente a las circunstancias», y ha añadido: «Hace falta que cuidemos al máximo a nuestro alumnado y a nuestro profesorado, que nadie se quede atrás, y apoyar a las familias valencianas».

En la reunión se ha consensuado que el objetivo prioritario es que el alumnado no pierda el curso, por eso «la evaluación de los aprendizajes desarrollados a partir de la suspensión de las clases presenciales será continuada. Con esto valoraremos los avances realizados y los retrasos que se hayan podido producir para planificar y programar medidas de refuerzo para el próximo curso», ha añadido el secretario autonómico, Miguel Soler.

En esta línea, la evaluación final considerará en conjunto las evaluaciones de todo el curso escolar, y se fijará especialmente en el grado de desarrollo de los aprendizajes y de las competencias imprescindibles adquiridas durante todos los meses escolares.

Es por eso que la promoción de curso por parte del alumnado será la norma general en todas las etapas educativas y la repetición será una medida excepcional que tendrá que estar argumentada y acompañada de un plan preciso de recuperación.

Los responsables de Educación de la Generalitat transmitirán a los diferentes agentes de la comunidad educativa valenciana todos los acuerdos y las concreciones tomados respecto a la adaptación curricular de contenidos hasta finalizar el curso, la evaluación continuada global, la promoción de curso del alumnado y la normativa que se desarrollará al respeto.

Así mismo, Vicent Marzà y Miguel Soler han querido agradecer «la excepcional tarea que está realizando el profesorado valenciano y su capacidad para adaptarse a estas circunstancias, donde por encima de todo está el hecho de acompañar a todo el alumnado valenciano por igual en su proceso de aprendizaje».