No, no es una noticia de fin de semana. Ocurría en tiempo de clases en un instituto de Calpe.

Cuenta el diario Levante, que dos chicas menores, de unos 13 años, bebieron en el baño del Instituto al que asistían hasta caer en un coma etílico. Advertida su presencia por sus compañeros en dicho lugar, los profesores llamaron tanto a la Policía Local como al SAMU que se presentaron con retraso y tras atenderlas de primeros auxilios fueron trasladadas una al Hospital de Dénia y la otra a su domicilio por sus propios padres.

Este hecho pone de manifiesto ya no los peligros y el alto consumo de alcohol de los jóvenes, si no la edad a la que lo hacen sin dejar de lado el que según cuentan, la bebida la adquirieron en un supermercado cercano al centro de estudios.