En Xàbia la vuelta al cole se demoró hasta ayer lunes, ya que el día 8 era festivo local, día de la Mare de Déu de Loreto y el viernes el Ayuntamiento, pidió a los colegios que no abrieran para que los escolares pudieran disfrutar de la etapa de la Vuelta Ciclista.

En total ayer regresaron a las aulas unos 1.958 alumnos, una cifra que podría alcanzar los 2.000 si se cumplen las previsiones de la concejala de Educación Montse Villaverde. De forma que se registrará una cifra de matriculados ligeramente superior a la del curso pasado.

La edil explica las cifras pero la vuelta al cole en infantil, primaria y secundaria, comenta que está al completo, porque los cinco centros públicos y el concertado tienen todas sus aulas llenas.

El curso empieza a efectos de las infraestructuras igual que todos los años pero la concejala ha reconocido que desde la Conselleria están haciendo un esfuerzo para ir resolviendo las deficiencias. De hecho, en el caso de Xàbia, uno de los problemas más acuciantes es eliminar los barracones del colegio Graull. Pero Villaverde está convencida de que la solución está en marcha.

Además, durante el verano el Ayuntamiento ha destinado 20.000 euros a diversas actuaciones en los cinco centros educativos de la villa para que estén a punto para recibir a todos los escolares.