Hoy es el día mundial de la fibromialgia, la llamada también enfermedad silenciosa. Con tal motivo y como viene siendo habitual, en el Ayuntamiento de Dénia, esta mañana se ha leído un manifiesto a cargo de la representante del colectivo de AFIMA Ana Pacheco tras ser introducida por la concejala de Bienestar Social Cristina Morera. El manifiesto se ha basado prácticamente en la necesidad de crear sinergias entre los enfermos y la sociedad y sus instituciones así como la voluntad de ser corresponsales de la salud.

El manifiesto del Día Mundial de la Fibromialgia 2018 lo ha leído la representante de AFIMA Ana Pacheco, ya que la presidenta de la asociación, Montse Muñoz, no ha podido asistir al acto por motivos personales.
En el texto se reconoce que la indefensión de quienes padecen fibromialgia “ha ido disminuyendo” por el apoyo institucional y de la sociedad, pero aun así “queda un camino largo y angosto por recorrer”.
Los afectados afirman que “el dolor que más nos duele continúa siendo el de la incomprensión” y reclaman “respeto en todos los ámbitos de la sociedad”. Afirman que la enfermedad y los enfermos “no tienen nacionalidad”, por lo que piden que no haya diferencia entre comunidades autónomas y se garantice “el acceso universal de los pacientes al sistema público sanitario”.
Los enfermos quieren ser “corresponsables” de su salud “participando en la planificación de políticas sanitarias y sociales” y manifiestan públicamente su reconocimiento a quienes luchan a su lado.