Agentes de la Policía Nacional han detenido en Denia a un pintor acusado de hurtar presuntamente cerca de 2.000 euros en joyas procedentes de la vivienda donde estaba trabajando.

Los hechos sucedieron en la ciudad de Denia. Una mujer decidió reformar su baño aprovechando que iba a estar ausente durante unos días. A su regreso, la reforma ya estaba terminada, pero encontró su dormitorio y el armario donde tenía sus joyas escondidas totalmente revuelto, descubriendo que le faltaban numerosas joyas.

Cuando se puso en contacto con el encargado de la reforma, fue informada que la última persona en salir de la vivienda fue el pintor. Practicadas diversas gestiones de investigación, los agentes averiguaron que parte de las joyas sustraídas habían sido vendidas en una joyería de la ciudad.

Los agentes identificaron a la persona que había vendido las joyas en la joyería, resultando ser el pintor, por lo que establecieron un dispositivo orientado a su localización y detención por un presunto delito de hurto.

Posteriormente, los agentes recuperaron parte de las joyas que le fueron sustraídas a la víctima, cuyo valor alcanzaba aproximadamente los 700 euros, pero no la totalidad de las mismas cuyo valor ascendía a 2.000 euros. Dado que el resto de las joyas todavía no se han localizado, los investigadores continúan con la investigación para poder localizarlas.