Es la otra cara de la noticia puesto que mientras Dénia vivía la Festa Major un ciclista que practicaba su deporte favorito y dominical, moría al caerse de la bicicleta en la partida del Assagador de Sant Pere. La llegada de una unidad del Servicio de Ayuda Médica Urgente no pudo hacer ya nada cuando llegó al lugar de los hechos, por salvar la vida al hombre de unos 58 años de edad.

Por otro lado, un nuevo foco de fuego en el Montgó justo siete días después volvió a provocar la alarma cuando de nuevo una densa humareda al lado contrario por Jesús Pobre alertó a los bomberos y a Protección Civil de Xábia, cuerpo más próximo al incendio. De nuevo la intervención de los medios aéreos (cuatro según emergencias de la Generalitat) rápida como la terrestre y el viento que no sopló con fuerza hasta la tarde del domingo hizo que en cuestión de una hora el fuego estuviera controlado para darse por extinguido hacia el mediodía aunque el fuerte poniente de la tarde volvió a obligar a vigilar el perímetro de una media hectárea afectada.

Poco antes en otro punto en la cara dianense cerca del Racó del Buc un hombre senderista sufrió un giolpe de calor y tuvo que ser rescatado por un helicóptero y trasladado al Hospital de Dénia.