Con motivo del 80 aniversario de los bombardeos de la Guerra Civil en Dénia, el consistorio dianense celebró el viernes, 26 de octubre, un acto de homenaje a las víctimas de entonces.

El concejal de Cultura en el Ayuntamiento de Dénia, aseguraba que “este acto de homenaje es una deuda pendiente del Ayuntamiento de Dénia con aquellos ciudadanos que encontraron la muerte o fueron heridos mientras estaban en sus casas, trabajando o caminando por las calles de Dénia en los años de 1937 y 1939”, durante una guerra que se saldó con la vida de 32 personas y que hirió a más de 100.

Para ello se ha instalado una placa en la calle La Via, lugar dónde se registraron más víctimas durante la guerra. José Caselles Ronda, el hijo de José Caselles Cerdá, que murió el 18 de octubre de 1938 en el bombardeo, fue el encargado de destapar la placa.

Además de José Caselles Ronda, ese mismo día murieron 11 militares y tres civiles, entre ellos José Avargues Barber de 16 años, Ángela Martín Chorro de 67 años.

Un 13 de agosto de 1937, llegaba el primer ataque desde el mar, el crucero Canarias lanzó sus bombas y acabó con las vidas de Rosa Soler, de 21 años, Francisca Caselles, de 33 y Rafael Manuel Losada, de 16 años. Luego Dénia sufriría entre 30 y 40 bombardeos aéreos, el último, el de la Guerra Civil, con el ejercito Republicado ya rendido, realizado por la aviación italiana el 28 de marzo de 1939 y que acabó con la vida de Juana Martín Escobar, de 42 años, y de otras dos personas que no se ha logrado identificar.

Además se inauguró la exposición “Fem memoria. Dénia, guerra y repressió”, en el Centre d’Art l’Estació, una muestra que desvela que 2.993 vecinos de Dénia marcharon al frente, que la posterior represión de la dictadura de Franco fue terrible, con 1.905 personas, entre ellas 84 mujeres, fueron encerradas en el centro comarcal de detenidos de Dénia, 50 murieron fusiladas en el cementerio dianense entre octubre y diciembre del 1938 y que otras 14 fueron ejecutadas en Alicante y una en Alzira.