El Concejal de Hacienda de Dénia, Paco Roselló, ha hecho público el acuerdo de la Junta de Gobierno por el que se da por finalizado el Plan de Ajuste que comenzó en el 2012. Este Plan tenía fecha de caducidad en 2022. Sin embargo, la política de ajuste ha permitido cerrarlo 4 años antes. La Junta ha aprobado una amortización de 5,5 millones de euros de los cuales 2,4, corresponden al préstamo que se pidió en 2012 para el fondo de pago a los proveedores. En aquel entonces el consistorio  debía 14,7 millones y supuso una subida del IBI del 28,3% así como la recogida de basura que pasó de 90 euros a los 125 actuales. Y se añadieron las subidas de la tasa de alcantarillado o la disminución de las inversiones.

Ello ha sido posible mejorando la gestión de tesorería y reduciendo la deuda a proveedores que asciende actualmente a 800.000 euros y un período de pago de sólo seis días.

En adelante se podrá dedicar la liquidación de los presupuestos a inversiones y preparar un concienzudo plan para ello.