El Ayuntamiento de Dénia ha dado un paso hacia la protección de su patrimonio arquitectónico. La Corporación ha acordado en el pleno de este jueves, con la única abstención del Partido Popular, solicitar a la Conselleria de Cultura que la iglesia y el convento de Jesús Pobre sean declarados BIC (Bien de Interés Cultural).

La propuesta esta avalada por un informe del arquitecto municipal y otro jurídico. La concejal de Territorio, Maria Josep Ripoll, ha destacado que se trata de dos elementos con valores arquitectónicos y culturales muy arraigados.

El alcalde de la Eatim de Jesús Pobre, Javier Scotto, ha señalado que la figura de BIC servirá para aumentar la protección de este conjunto. Durante la sesión, la portavoz popular, María Mut, ha preguntado a Scotto si los propietarios de ambos edificios, que están en manos privadas, eran conocedores de la propuesta y si la respaldaban. El alcalde de Jesús Pobre ha contestado que en el caso de la iglesia el párroco lo sabía y no había puesto objeciones. En cambio, los dueños del convento no están de acuerdo con la solicitud de BIC, puesto que su intención es venderlo y no les interesa que tenga una protección que limite los usos y la disposición del patrimonio.

En definitiva,  Jesús Pobre podría aportar cuatro BICs al patrimonio de Dénia, junto a la Alquería de Colomer con su torre defensiva, l’Escaldà y Els Tres Molins, este último todavía en tramitación.