Ante la prealerta por fuertes lluvias y viento decretada a partir de la tarde del domingo, 19 de enero, el Ayuntamiento de Dénia ha adoptado diferentes medidas preventivas.

Entre ellas, y respecto a seguridad ciudadana, ha decretado el cierre de los jardines de Torrecremada el domingo y el lunes, el retén de Protección Civil estará disponible para atender a la ciudadanía y dar soporte a la Policía Local. Además, el retén de Cruz Roja también estará abierto para atender a las personas sin hogar (cobijo y comida), a lo que hay que añadir que se hará un patrullaje asistencial con la Policía Local para localizar a personas en riesgo. 

Todos los puntos conflictivos por riesgo de inundabilidad serán señalados debidamente. Mientras que en las playas se ha procedido a levantar un muro de posidonia en el Marge Roig y se ha reforzado el existente en la Marineta Cassiana para frenar la erosión del fuerte oleaje, se mantiene el muro de contención de arena en el entrador de Llobell. Además de mantener los accesos despejados para facilitar posibles actuaciones de evacuación en la carretera de Les  Marines.

Asimismo, se ha procedido a abrir las compuertas del tercer regacho para evacuar el agua de la lluvia.

Es por ello que se prohíbe realizar actividades deportivas y náuticas a partir del domingo al mediodía y el lunes evitar pasear por escolleras y paseos marítimos, ya que según las previsiones, las olas pueden alcanzar los 6 m de altura.