Dénia ha preparado un homenaje para los cuatro dianenses que fueron víctimas del nazismo. Haciendo un poco de historia, al final de la Guerra Civil, algunos defensores del régimen republicano, ante la derrota y la previsible represión, tomaron el camino del exilio a Francia. Allí, tal y como han hecho saber los familiares de las víctimas, les esperaba la reclusión en los campos de concentración en difíciles condiciones. Pero para algunos exiliados las cosas aún serían más duras al ser enviados a los campos de exterminio de los nazis.

Este fue el caso de cuatro dianenses que fueron destinados a Mathausen y Gusen, de los cuáles solo uno de ellos sobrevivió. Asensio Vives Roselló (1896-1941) murió con tan solo 45 años, después de siete meses de penalidades. Jaime Crespo Vengut (1892- 1942), murió a los 50 años, tras cuatro meses de calamidades y José Ramis Grimalt (1897-1944), no consiguió sobrevivir tras dos años y cinco meses, por lo que murió a sus 47 años.

Fue Vicente Pérez Bolufer el único liberado, con tan solo 31 años, después de 4 años y un mes de internamiento. Aunque moría más tarde, en 1948 cuando moría en un accidente.

Es por ello que se ha preparado una  programación en homenaje a estos cuatro dianenses. El homenaje tendrá lugar el próximo domingo 29 de abril, a las 12 horas, en el Cementerio Municipal de Dénia, dónde se pondrá una placa en memoria de los cuatro fallecidos.

Pero antes de esto, el viernes 27 de abril, también se ha preparado una conferencia en el instituto IES número 3, “Del Montgó a Mauthausen y Gusen, cuatro dianenses en el honor de los campos nazis. Una conferencia que correrá a cargo del  delegado de Amical Mauthausen al País Valencià, Adrián Blas Mínguez.

Además de estas dos actividades, también habrá una exposición fotográfica en la Casa de Cultura de Dénia desde el 27 de abril hasta el 11 de mayo. La exposición fotográfica de Juan José Todolí “Auschwitz-Birkenau. Silenci, Dolor i Mort”.