Si por algo se caracteriza la llegada del nuevo año en este caso el 2019, es por ver qué bebé nace el primero. Y en esa especie de vorágine, Dénia ha sido de las primeras ciudades en sumarse a la llegada casi puntual de una niña de nombre Lola. Desde luego según la Generalitat Valenciana, la primera de la Comunitat a la que siguió Eduardo, dos minutos después en Castellón.

Lola nació pasados seis minutos de la media noche en el Hospital de Dénia y  «compitió» con la primera niña catalana de nombre Raisa nacida en Terrasa 13 minutos después de la media noche.  Si bien la puntualidad extraordinaria de Carolina, batió todo lo esperado. Nacía en Zaragoza justo cuando sonaban las doce campanadas.