Un pleno extraordinario en el Ayuntamiento de Dénia ha puesto fin a la tramitación municipal del Plan General Estructural. El gobierno local, formado por PSPV-PSOE y Compromís, cumple así con el objetivo marcado en sus respectivos programas electorales, con el único apoyo de Podemos, ya que Gent de Dénia Centre Unificat, PP y Ciudadanos Dénia se han posicionado en contra.

Ahora es el turno de la declaración ambiental de la propuesta que deberá aprobar o no el expediente de evaluación ambiental antes de la aprobación definitiva y de lo que es responsable Conselleria.

La concejala de Territorio del Ayuntamiento de Dénia, Mª Josep Ripoll, ha explicado que se trata de “un nuevo modelo, ambicioso pero medido, alejado de los crecimientos desorbitados del pasado donde el 75% del suelo no urbanizable pasa a estar protegido”.

La concejala del ramo ha insistido en que este PGE contempla 3.600 viviendas en los nuevos desarrollos, 82 hectáreas de uso residencial a las que hay que sumar 22 hectáreas de uso residencial o terciario. El crecimiento previsto es de 55.000 habitantes en los próximos 20 años. Se destinan un total de 30 hectáreas para parques, de las 6 que existen actualmente, destacando la ampliación del Bosc de Diana de 3 a 14 hectáreas. De esta manera se alcanzará de 5 metros cuadrado de parque por habitante.

 

Compromís per Dénia, a través de su portavoz, Rafa Carrió, ha apoyado la propuesta ya que consideran que se trata de “un documento que marca un punto de inflexión ante el destrozo del territorio”. Además, ha insistido en que “es un plan en harmonía con los criterios racionales de uso del suelo y que rompe con la cadena de planes generales de corte expansivo”.

Podemos, quien ha resultado el único aliado del equipo de gobierno en este tema, ha felicitado el trabajo del ejecutivo local a través de su portavoz, Julio Palacios, concejal de Podemos, ha felicitado al equipo de redacción del Plan General y al aunque su compañero, Alex Rodenkirchen, insistía en que “nos lo han puesto a huevo para que votemos en contra” y ha recalcado que confía en el trabajo de Julio Palacios.

Por su parte, el Partido Popular ha votado en contra de esta propuesta. María Mut ha recordado las palabras del alcalde cuando propuso, en mayo del 2015, que se quedara el PGE sobre la mesa y ha solicitado lo mismo, aunque la mayoría de los grupos, menos Ciudadanos y Gent de Dénia Centre Unificat, han votado en contra a que se vuelva a quedar sobre la mesa.

La portavoz de Gent de Dénia-Centre Unificat, Pepa Font, ha empezado sus intervenciones con cierta ironía insistiendo en que “para este viaje no hacían falta tantas alforjas” y lo ha matizado “salvo dos cuestiones puntuales y desafortunadas, no se han movido ni un milímetro las propuestas de las primeras reuniones del Consejo de Urbanismo” y es que para Font “este pleno es un paripé porque vais a enviar un examen a un profesor que todavía no sabemos ni quien es”.

El portavoz de Ciudadanos, Sergio Benito, se ha mostrado convencido de que Conselleria no va a aprobar este documento urbanístico y les va a tumbar el planeamiento, ya que según el de la formación naranja es un“plan lleno de defectos”.

Tras la aprobación de hoy, la propuesta se enviará al Consell de la Generalitat Valenciana, concretamente al órgano ambiental y territorial, de quien depende la evaluación ambiental. Un trámite que puede durar unos tres meses, más teniendo en cuenta las elecciones autonómicas del próximo 28 de abril. El último paso será la aprobación o no del documento por parte de la Conselleria de Vivienda, Obras Públicas y Vertebración del Territorio.