Tras un primer tiempo igualadísimo Denia Basquet consiguió encontrar en la intensidad defensiva la solución para derrotar a un buen rival como fue Muro de Alcoi.
El parcial del tercer cuarto además de dar una gran confianza al equipo que había arrastrado toda la semana problemas físicos,  aseguró la victoria pese a los intentos visitantes por reaccionar en el último cuarto.
El triunfo del que fue parte el Junior Ximo Siscar que debutó con el equipo Autonómico, hace subir al equipo un nuevo peldaño para conseguir el primer objetivo que es la permanencia y le mantiene cerca una semana más de las primeras plazas de esta igualada liga.
El partido tuvo como invitados especiales a los integrantes de los equipos de la Liga Local Escolar de Baloncesto de los colegios Cervantes y Carmelitas dentro de la campaña lanzada este curso por la que el Club está dando a conocer sus acciones a los alumnos de los colegios de la ciudad.
Las chicas y chicos jugaron sobre la cancha del pabellón durante los tiempos muertos y descansos del partido dando muestras de la gran ilusión y talento que atesoran para la práctica de este deporte.
JUNIOR FEMENINO PREFERENTE. DBC 88-44 MURO

Buen encuentro en lineas genrales de todo el equipo que empeiza a dejar atrás de esta manera los problemas que viene arrastrando las pasadas semanas. Desde el inicio se controló el partido gracias al alto ritmo de juego impuesto con muy buenos porcentajes y con mucha efectividad en defensa y solidez en el rebote.
 

SENIOR MASCULINO 1º ZONAL. ONIL 58-47 DBC

En el último cuarto al que se llegó con las fuerzas justas tras un intenso encuentro no se pudo impedir que los locales se distanciaran en el marcador a base de contraataques y algunas canastas sencillas que les sirvieron para enjugar la ventaja de dos puntos con la que DBC había llegado al acabar el tercer periodo.
SENIOR MASCULINO 1º ZONAL. ENGUERA 63-68 DBC
 
El control del rebote defensivo fue la clave del partido. Su dominio supuso alcanzar rentas de hasta veinte puntos al permitir rápidas transiciones. Enguera cargó su juego interior en el último periodo conscientes de que era su única opción para conseguir la victoria y recortaron la distancia inquietando a los nuestrso pero sin llegar a darles alcance.