A consecuencia de la sentencia de anulación del RUT por parte del Tribunal Supremo, desde el equipo de gobierno de Dénia han estado estudiando la situación actual y con el fin de dar mayor seguridad jurídica a la ciudadanía, mañana viernes se ha convocado Pleno Extraordinario de carácter urgente para pedir a Consellería, que suspenda de forma inmediata el Plan General del 72, por tener efectos contraproducentes para Dénia. Un planeamiento a día de hoy obsoleto que no se adecua con las leyes urbanísticas actuales.

Pero además, se debatirá el pedir también a Consellería que tramite de forma urgente un nuevo Régimen Urbanístico Transitorio (RUT) que solvente el defecto de forma de la participación pública -para que se incluya-, al igual que incorporar la nueva ordenanza de la Finca de la Baronesa, e incorporar en el nuevo Régimen Urbanístico Transitorio, el catálogo de bienes y espacios protegidos, expuesto ya al público en 2015, más moderno y actual.

Por otra parte, pedirán que en el RUT igualmente se tenga en cuenta la previsión para que se pueda urbanizar y construir el nuevo colegio de La Xara, así como el Centro de Educación Especial Raquel Payà.

En el caso en que se anule el planeamiento del 72, y hasta que Consellería elabore el nuevo documento transitorio y se apruebe, habría un intervalo de tiempo sin planeamiento. Si esto ocurre de esta forma, como ha comentado la edil de urbanismo Maria Josep Ripoll, “es mejor no tener Plan general, que tener el Plan del año 72” porque aunque sea más restringido, quien tenga que pedir licencia de obra trabajará de acuerdo a un estudio paisajístico, con tal de seguir un criterio, con el din de que todo este armonizado con el entorno.