Un año más las Carrozas de Dénia han vuelto a lucir con todo el esplendor esperado. Si acaso y como siempre también, el trabajo detrás de algunas merece quizá más recompensa. Muchísimo trabajo y muchísimas horas empleadas. Por sacarle punta en plan constructivo, quizá debieran mejorar las comparsas porque la diferencia entre unas y otras en demasiado grande y un poquito de imaginación a faltar en otras, pero en su conjunto, el sábado de carrozas se vuelve a convertir junto al de la primera Entrà de Bous en los actos más referenciales junto al concierto de la A.A Musical de Dénia y el Castillo Piromusical final.