La reunión de la Comisión Interdepartamental de las Comunidades Autónomas por lo que se refiere a las peticiones del Consell Valenciano, no van más allá de las aprobadas anteriormente.

No habrá por tanto de momento, toque de queda a las ocho de la tarde. Sanidad, eso sí, se ha comprometido a estudiarlo. Tampoco queda la restricción de personas reunidas en casa, únicamente si son convivientes.

En este último caso, la decisión, podría tropezar con cuestiones de carácter legal que necesitan de la autorización de un  juez.

Había sido la Vicepresidenta, Mónica Oltra, la que había solicitado restringir las reuniones sociales en los hogares, sólo para familiares.

Así pues, queda intocable por el momento, el cuadro de las restricciones siguientes que entran en vigor a las cero horas del jueves 21 de enero: