Finalmente Ciudadanos tuvo acceso al expediente sobre la suspensión de licencias y «no se ha acabado el mundo». Así ha hecho resumen del caso el concejal naranja quien ha aprovechado para hacer balance final de este episodio y apostar por un clima de consenso para el futuro.

Para Benito el alcalde «de todos los dianenses» debe superar traumas del pasado y aceptar que la crítica argumentada, así como las propuestas constructivas que se hacen desde la oposición son una oportunidad para mejorar el rendimiento del Ayuntamiento y no una «perturbación de la paz». «Creo que Grimalt ha olvidado muy pronto el papel que tuvo en la anterior legislatura desde la oposición. Nadie resta tiempo de estar con su familia simplemente para fastidiar. Desde luego no es el caso de Mari ni el mío y dudo mucho que sea el de nadie».

Entrando en el tema de expediente de suspensión de licencias Benito ha comprobado como en el escrito formulado a la Diputación el alcalde utiliza un tono mucho más comedido y justo con el papel de cada una de las partes y reconoce la existencia de un borrador de informe del secretario municipal negativo al respecto, apoyado a su vez en dos informes también negativos del arquitecto municipal y de una asistencia legal externa. En este punto quedan más que justificadas las dudas respecto a la legalidad del acuerdo de suspensión que desde Ciudadanos y el resto de la oposición se plantearon en el pleno.

Posteriormente el arquitecto coordinador de la redacción del plan redactó un informe desmontando la mayoría de las dudas planteadas y reconociendo no obstante el solapamiento de suspensiones en cuatro áreas, dos de ellas corregidas en un pleno posterior como un «error material» y dos que han considerado innecesario solventar, informe en el que finalmente se apoyó el técnico del servicio jurídico de Diputación para hacer el suyo propio con carácter favorable.

Benito ha querido recordar que Ciudadanos nunca ha estado en contra de la suspensión de licencias, sino de la ilegalidad que suponía el solapamiento de suspensiones y ha sido gracias a su insistencia que el asunto se ha revisado y se ha corregido, aunque hayan necesitado tres meses para darse cuenta. «Hemos librado al Ayuntamiento de la posibilidad de indemnizaciones forzando a la corrección del acuerdo plenario» ha dicho Benito, tal como recoge el informe del coordinador que en su página 2, en una nota a pie de página recoge literalmente: «la oposición (…) se debía a la posibilidad legal de adoptar el acuerdo por el posible solapamiento» y reconociendo en el punto tercero que debía corregirse el acuerdo por el solapamiento en al menos dos sectores.

Benito ha querido dar este capítulo por concluido con la vista puesta en la redacción de la versión preliminar del Plan General, al mismo tiempo que recuerda al alcalde que desde Ciudadanos no han pedido nunca nada que no sea de acuerdo a la ley o en beneficio de todos los vecinos de Dénia. «Más allá de las diferentes opiniones y cada uno desde el papel que nos ha tocado jugar debemos trabajar juntos, facilitarnos la labor y consensuar las grandes políticas de Dénia, o no habrá ningún plan».