Ocurrió este sábado, 3 de agosto, cuando Cruz Roja Dénia se encontraba ya cerrando el servicio.

Entorno a las 19 horas, recibían la voz de alarma de un windsurfista. Al parecer, su compañero se habría desestabilizado de su tabla y habría caído al mar.

En ese mismo instante, el equipo de Cruz Roja se movilizó y encontraron al joven apoyado en otra moto de agua particular, quien habría ido a socorrerle.

Efectivamente, el deportista sufrió una doble fractura de tibia y peroné de la pierna derecha, por lo que fue inmovilizado y remolcado. Una vez en la orilla fue trasladado al Hospital de Dénia con una ambulancia.