Mientras la Dirección Técnica del CD Dénia trabaja en ultimar la confección de un equipo de garantías para de nuevo buscar el ascenso, tres piezas de la columna vertebral del equipo han firmado en pocos días por el CD Jávea. Primero fue Cristian de Luis. Le siguió Molina y las dudas de Paco se despejaron este pasado fin de semana cuando posó como sus dos compañeros con la camiseta rojiblanca. Habida cuenta de los “dianenses” que ya jugaban en el equipo xabiero, parecía que el Montgó iba dándose la vuelta. En cuanto a las razones, cada parte ha dado su versión. Los jugadores coinciden en decir que no ha sido el dinero el principal escollo, argumento que no coincide con la versión directiva. En el caso de Cristian de Luis, quizá la valoración haya sido, jugando a especular, uno de los motivos a tener en cuenta. Caso Molina. El jugador se ha explayado en las redes sociales para dejar claro que el asunto económico no ha sido el obstáculo. Y obviamente, si no ha habido mucha negociación o ninguna en ambos casos, la lógica nos dice que en la nueva composición de la plantilla, centrales y medio centros no eran en número problema técnico. El caso de Paco es diferente puesto que de estar casi dentro, se vio fuera a última hora ¿lesión?. Vuelve a ser hipótesis todo.Y desde luego el CD Jávea demostró estar al día en esto de la “pesca”.

Lo que sí es cierto que la despedida en las redes de los tres jugadores ha sido modélica en cuanto a sus sentimientos por el Club que dejan, aunque en esto del fútbol, hay que dejar lamentablemente hueco a la teoría que también se ha dibujado en las redes sociales: poderoso caballero don dinero.