El central siempre en una línea regular y el portero, han admitido que ante el Muro jugaron uno de sus peores partidos y que la plana se enmendará en Carcaixent. Ambos hablan de los errores y de cierto desconcierto que hubo en las filas “amarillas”.