Este es un capítulo más que Costas se apunta en la lista negra de actuaciones que ha tenido con Dénia. Esta vez cargándose una Regata de la Liga Suma, la tradicional Virgen de los Desamparados que organiza el Club de Rem Marina de Dénia y La Comisión de Fiestas de los Desamparados. ¿Motivo?. Colocar las boyas del campo de regatas causa daño al fondo marino. Al parecer las demás no siendo las mismas. Esta sorprendente decisión indignó hasta a la Federación de Remo puesto que el peso de las balizas es de 400 gramos.

El permiso se denegó a última hora causando un daño importante no sólo a la organización sino a la propia economía dianense y a los regatistas que estaban preparados para viajar a Dénia. Y es que estaban inscritos más de 700 remeros, 66 equipos y todas las personas y aficionados que arrastra. Y no digamos al Club que ha trabajado desde hace tiempo para organizar este importante evento.

Un desatino que no ha recibido más explicaciones.