L’Ajuntament de Dénia ha iniciado el proceso para conseguir la declaración de Bien de Interés Cultural (BIC) de los conventos de las Agustinas y San Antonio, en Dénia, y del convento de Jesús Pobre, fundados en los siglos XVI y XVII. Para ello, ha trazado una hoja de ruta que se irá desarrollando siguiendo un orden de prioridad marcado por el estado de conservación global de los edificios y por las características de cada propiedad, entre otras circunstancias.

El primer conjunto monumental sobre el que se va a solicitar protección es el convento de Nuestra Señora de Loreto o de las monjas agustinas recoletas de Dénia, inaugurado por el rey Felipe III en 1604. En pleno ordinario de este mes de marzo se presentará una moción de la Alcaldía solicitando a la Conselleria de Cultura y Educación el inicio del expediente para declarar BIC este convento, dentro de la categoría de inmuebles o monumentos.

Asimismo, la moción contempla remitir el expediente completo y solicitar informe favorable al Consell Valencià de Cultura, la Universitat de València y la Real Academia de Bellas Artes de San Carlos, instituciones consultivas de la Generalitat en materia de patrimonio cultural.

La intención del ejecutivo local es ir avanzando en futuras solicitudes hasta conseguir esta declaración para todos los bienes patrimoniales citados. La hoja de ruta establece que el segundo bien monumental sobre el que se pedirá la declaración de BIC será el convento hospicio de Jesús Pobre, fundado en 1642 por el Pare Pere, y, por último, se solicitará para el convento de San Antonio, fundado en 1587 a instancias del Consejo de la Villa.

El objetivo de estas acciones responde a la intención del ayuntamiento de adoptar medidas que alienten la protección de los bienes más significativos del patrimonio edificado de la ciudad y del término municipal de Dénia, con la finalidad de obtener fórmulas que permitan un control más estricto por parte de la Administración competente; faciliten el acceso a líneas de subvención regladas, hoy reservadas tan solo para el patrimonio declarado BIC; y garanticen un mayor grado de accesibilidad del público a estos bienes patrimoniales.

En la actualidad, según consta en el inventario general del patrimonio cultural valenciano, existen seis Bienes de Interés Cultural en el término de Dénia: la casa fortificada de la partida de Benitzaina, el castillo y las murallas, la ermita de Sant Joan, y las torres de la Almadrava, Torrecarrals y del Gerro.