En Ciudadanos se encuentra muy molestos por el autoritarismo desplegado por el equipo de gobierno PSPV – Compromís negándose a retrasar las obras después del verano, en una decisión que han calificado de electoralista, evitando que las obras pudieran llegar abiertas a elecciones a costa de la ruina de los negocios de la calle.

Es por eso que el portavoz de la formación, Sergio Benito, ante la falta de transparencia de gobierno local, ha ofrecido todo el apoyo de su grupo para esclarecer las circunstancias polémicas que rodean a esta actuación y ha recomendado a los comerciantes que se unan para reclamar a la administración por los medios que corresponda.

Para ello primero hay que despejar primero muchas dudas ocultas bajo la maraña administrativa. Las investigaciones de Ciudadanos abren nuevas interrogantes.

Fecha de Adjudicación, Inicio y Final de las Obras

Según la plataforma electrónica de contratación del estado la obras fueron adjudicadas por la Consellería en 20 de Julio de 2017 con una baja del 25,5%. Considerando que la formalización del contrato y el inicio de las obras suele demorarse alrededor de un mes, las obras deberían haberse iniciado en agosto de 2017 y quizás por evitar el verano esperarse a septiembre del año pasado. Sin embargo las obras se han iniciado en Mayo de 2018, es decir, con nueve meses de retraso sin ninguna explicación.

El plazo de ejecución que se fija en la licitación es 12 meses. La fecha de finalización de la obra, un año después de su adjudicación sería julio de 2018. Esta fecha fue confirmada por Conselleria el pasado noviembre a preguntas del grupo autonómico de Ciudadanos.

De esta forma Benito asegura que “si no hay ningún expediente raro” las obras deberían estar ya terminadas y no iniciándose. Además, añade el edil, “si el plazo es de 12 meses desde ahora las obras llegarían hasta mayo de 2019 y no es lo que el equipo de gobierno está dejando creer, porque no dan ninguna explicación”.

Confusión desde el equipo de gobierno

Según señala el edil naranja el equipo de gobierno lejos de exigir eficacia y celeridad a la Conselleria solo ha añadido más confusión a la situación cuando la concejala de territorio, María Josep Ripoll, ha señalado en varias reuniones diciembre de 2018 como fecha tope, si bien ha rectificado posteriormente “su error” señalando la fecha máxima general para todas las obras del Plan Confianza, es decir 30 de Junio de 2019.

Cansados de los errores que pagan los vecinos.

Desde Ciudadanos se han mostrado cansados de errores, en una situación en la que nada cuadra, el equipo de gobierno no está a la altura y pagan los vecinos y comerciantes de Dénia.

“Llevan tres años pidiendo paciencia pero lo cierto es que no cumplen ni una. No hay reversión pública de la sanidad ni tercer centro de salud, no hay plan general, no hay nueva residencia de ancianos y desde luego, a la vista está, no hay ni una sola obra que les salga en condiciones. Es hora de que hablen los ciudadanos.”