BAJAMOS LA GUARDIA EN LA LIMPIEZA

Esto es lo que suele pasar con las campañas, que están muy bien, pero que difícilmente consiguen los objetivos y si lo hacen porque son buenas, caso de la original contra las cacas de perro su efecto no es lo duradero que esperamos.

Con los incívicos sólo cabe mano dura El problema es que ¿cómo les pillas?. Está claro que incrementando la vigilancia por muy difícil que sea cubrir todo el espectro de la ciudad porque los ciudadanos, vemos, pero los incívicos no sólo no gustan de ser reprendidos si no que encima te la lían. Total que das media vuelta. Sea como fuere, Dénia vuelve a presentar deposiciones en buen número. Y ya no digamos de orines, que delata una mancha muy llamativa y un olor nauseabundo en rincones “ideales” como contenedores, esquinas y demás. Algo hay que hacer o de poco vale vender Dénia como la ciudad idílica que pudiera ser. Que también hay que venderla a los de aquí y no sólo a los de fuera.

LA LENTITUD DE LAS OBRAS Y LAS POCAS ALTERNATIVAS

Aunque los afectados por las obras, casi todos, visto el despliegue de las que hoy abundan, no tenemos más remedio que sufrir pensando en el día de mañana, eso sí, a un coste demasiado gravoso para algunos. Pero lo que no es de recibo es que las alternativas al aparcamiento que restan las citadas, sean prácticamente nulas. Eso de los parkings disuasorios no ha calado lo que tocaba y por una u otra razón seguimos queriendo llegar a nuestro destino en coche. Si la intención del actual gobierno local es peatonalizar todo lo posible el casco del centro, mientras esto ocurre se debería procurar alternativas. Abrir la calle La Vía, fomentar más el aparcamiento cercano. Cualquier objetivo que tienda a suavizar el cabreo que algunos manifiestan y que se muestra palpable entre conductores en el día a día.

EL TRABAJO DE LA UNED Y SUS OBSOLETAS INFRAESTRUCTURAS 

Con la inauguración del nuevo Curso de la UNED, ha quedado claro que no habrá nuevo edificio

y que la Universidad a Distancia en su sede de Dénia seguirá en el obsoleto edificio de siempre. Inmerecido. Con todos los respetos a la Sede universitaria de Alicante recién presente en la ciudad, la UNED Dénia ha cambiado el perfil de muchas personas que han podido consumar sus aspiraciones culturales, sin tener que desplazarse fuera. Por su labor formativa pero también por su implicación en la vida de los dianenses y gentes de la comarca, contra la violencia de género y otras iniciativas, le debemos al centro nuestro mayor reconocimiento.