La Plaza Jaume I de Dénia volvió a ser el escenario del acto reivindicativo de Compromís ante la estátua que adorna el lugar. Con el solapamiento de los actos programados, ya no por el del Partido Popular, pero sí por les “danses” programadas institucionalmente, los parlamentos se retrasaron hasta que hicieron acto de presencia “Nanos i Gegants”. Hasta entonces la dolÇaina y el tabalet amenizaron la espera.

Ante unas cincuenta personas y junto a la estatua, el Secretario General, Vicent Catalá, dio la bienvenida a los presentes y dejó primero en manos de la concejala Eva Ronda, quien destacó que el partido y como pueblo estaba más vivo que nunca a pesar de los partidos de la oposición, la imposición borbónica del siglo dieciocho, la dictadura franquista o de todos aquello que maltratan el valenciano. Respecto a Dénia, destacó que el cambio con la llegada al gobierno municipal, había llegado gracias al cambio propiciado por las personas que les habían dado su confianza.

El turno de palabra pasó a Gerard Fullana, portavoz alicantino en la Diputación. Fullana dio soporte a los dianenses de su partido y condenó los ataques sufridos en los últimos tiempos. Una comparativa de los años 2012 y la actualidad, sirvió para denunciar todos los “desmanes de aquellos de la época de la Gürtel, de Blasco y un largo etcétera”. Defendió la forma de gobernar de la izquierda nacionalista, lo que había cambiado totalmente, sobre todo, el capítulo educativo. Finalmente apostó por mejorar todavía en todos aquellos campos que beneficien a los ciudadanos.