Firmada el acta de replanteo el 23 de noviembre, las obras de la rotonda ubicada en el cruce de la Avenida de Joan Fuster con la calle Diana “van a comenzar ya mismo” para convertirla en la futura Ronda Sur. Así lo ha anunciado esta mañana la concejala de Territorio y Calidad Urbana, Maria José Ripoll. Cabe recordar que se trata de uno de los nueve proyectos incluidos dentro del Plan Confianza, al principio, contemplado como una semaforización y ahora como rotonda, cuya ejecución está presupuestada en 183.000 euros y con un plazo de ejecución de 3 meses por lo que podría estar acabado a finales de febrero, principios de marzo.

La concejala, ha puesto el énfasis en los cambios de circulación que suponen estas obras. A partir del día 11 de diciembre habrá un sentido de circulación a un lado de la vía, y otro al otro lado, pero sólo en el tramo comprendido entre el cruce de Pou de la Muntanya hasta el Camí dels Lladres. Un cambio temporal, según la edil, que permanecerá así hasta que terminen las obras, de forma que los coches que vengan desde Juan Chabás tendrán que ir hacia La Pedrera, obligatoriamente. Habrá señalética vertical y horizontal, así como bordillos para dirigir el tráfico.

Maria José Ripoll, también ha anunciado otros dos proyectos de rotonda. Futuras actuaciones que están previstas  ejecutar a lo largo de 2018 y que ahora se encuentran en fase de redacción. Es por una parte, la rotonda que se ubicará a la altura de la curva de las vías del tren, en la calle Pintor Llorens, y otra, la rotonda de Juan Chabás, “moviéndola en el medio de la vía” según Ripoll,  “para que permita hacer un cambio de sentido”.

Javier Scotto, concejal de Seguridad Ciudadana, ha pedido a los vecinos de Dénia, que estén al tanto de los mensajes y comunicados enviados por parte de la Policía Local de Dénia por los cambios de circulación y cortes de calle que puedan producirse, como en el caso de Diana, durante este periodo de ejecución. Unas obras que “se hacen en invierno aprovechando que hay menos tráfico”. Scotto, ha reconocido que era una obra necesaria y pide paciencia a la ciudadanía.