Este viernes se han reunido representantes del Mercat Municipal, comerciantes, vecinos y hosteleros, así como portavoces de los despachos profesionales, es decir, los cinco sectores afectados por el cierre del centro, para mostrar su opinión al respecto de la peatonalización de la calle Marqués de Campo.

Ellos han insistido en que “somos el centro de Dénia con Marqués de Campo como arteria principal”. En este caso, Jaime Vives, como representante de los hosteleros, comentaba que la peatonalización sin un proyecto de viabilidad está afectando, por primera vez en la historia, a estos cinco sectores. Vives recalcaba que, por ejemplo, cuando llega invierno, si los ciudadanos dianenses no tienen sitio dónde aparcar se irán a los centros comerciales.

Toni Cheli, desde el Mercat Municipal, recalcaba la necesidad de buscar una solución para todos.

Por su parte, Jaime Portolés, como propietario de un negocio, ha hecho hincapié en que el equipo de gobierno con la excusa del COVID-19 está confinando no solo a los de la calle Marqués de Campo, sino también las calles colindantes.

Esto sumado a que no hay parkings gratuitos si no son previo pago, como recalcaba la presidenta de la Asociación de Vecinos de Marqués de Campo, Alicia Costa.

Hoy se ha dejado claro que no se quiere una peatonalización completa, porque está comprobado que sin una dinamización previa solo se está provocando una desolación. Eso sí, apuestan por un centro mixto, dónde se pueda realizar gestiones rápidas y se pueda acceder con facilidad a los negocios y que solo sea peatonal para uso lúdico.

Escuchamos a Paula Suárez, de Luar Joyas de Autor: