A punto de cumplirse un año de una de las campañas más polémicas que ha lanzado la ciudad en los últimos años, » Dénia sin cacas», y después del balance positivo ofrecido por el ayuntamiento dianense, la formación naranja ha querido señalar que » el balance ofrecido no es realista «.

El concejal Sergio Benito ha lamentado la falta de objetividad por parte del consistorio dianense al valorar la campaña para la recogida de excrementos, ya que en su opinión » solo hay que salir a la calle y preguntar a los vecinos para saber que el éxito de la campaña ha sido más para la empresa publicitaria que para la ciudad».

Para Benito, «hay que intentar dar respuesta a la gran demanda social y vecinal de controlar las heces de los perros en la vía pública» y ha querido señalar que » los dueños de los perros se están encontrando con que el Ayuntamiento no repone las bolsas para recoger los excrementos de los canes».

Según ha explicado el concejal «desde hace un tiempo, los dispensadores se encuentran vacíos e incluso muchos se usan de ceniceros y no se sabe cuándo se repondrán.»

Para la formación centrista «es necesario reforzar la campaña con nuevas acciones de difusión, y aunque la sanción no sea en ningún caso el objetivo, tomar las medidas oportunas para terminar con el incivismo de quien no cumple »