El grupo municipal de Ciudadanos en el ayuntamiento de Dénia apuesta esta semana por hacer del reciclaje y de la recogida selectiva de residuos una obligación, no solo por la cuestión ambiental sino también por el elevado coste económico para las arcas municipales.

Hay que recordar que la gestión de una tonelada sin reciclar tiene un coste mucho más alto que si el trabajo de selección se realiza previamente desde casa.

El concejal Sergio Benito ha querido trasmitir esta propuesta al ayuntamiento dianense para que se tomen medidas y se inicie un plan de formación a la ciudadanía que promueva y potencie el valor y la necesidad social del reciclaje, fomentando el papel activo de los ciudadanos, y que esta medida pueda ser aplicable en un termino de dos años.

Para Benito «en el caso del reciclaje de los residuos que generamos cada uno de nosotros en el día a día, más allá de una obligatoriedad legal o de un voluntarismo altruista, creo que debería ser una obligación moral y ética hacia nosotros mismos, hacia los demás y hacia las generaciones futuras.»