¿Vendrán en un futuro próximo más grandes proyectos al lado del polémico complejo “Las Olas” en Les Marines de Dénia? Ante este temor, varios vecinos, miembros de la Plataforma Protejamos La Playa, se han dirigido en una carta al Alcalde Vicent Grimalt (PSPV-PSOE). Le exigen una aclaración de la situación urbanística en este tramo de costa, donde la playa está ya gravemente dañada por los efectos de la construcción y de la erosión.

El trasfondo de está nueva inquietud son informaciones, aunque no oficiales, de que la misma promotora de “Las Olas” ha adquirido nuevos terrenos al lado del bloque de apartamentos en construcción. Lo que, según los vecinos, parece indicar que existe un plan para seguir construyendo en esta franja tan vulnerable.

En la carta, se reprocha a los gobernantes en el Ayuntamiento (PSPV-PSOE/Compromís) el no haber utilizado la redacción del nuevo marco urbanístico para frenar nuevos proyectos perjudiciales en primera línea del mar. Con la consecuencia que, en los ojos de los vecinos, se ha perdido una gran oportunidad para proteger la costa de Dénia de un desarrollo no deseado.

“¿Esto es lo que realmente se entiende en su partido por una política urbanística sostenible?”, preguntan al Alcalde. Y piden una clara respuesta a las inquietudes expresadas: “¿Qué harán usted y su grupo de manera concreta para frenar la presión urbanística en las playas en regresión y en otras zonas sensibles de la costa de Dénia? Y en términos más precisos: ¿Cómo se va a evitar en el futuro que se repite un nuevo caso conflictivo como el de “Las Olas”?

Los vecinos recuerdan en su escrito que la urbanización “Las Olas” se está construyendo en un tramo de costa muy sensible, donde la playa ya ha desaparecido en gran medida. “Aquella es una zona donde, según los científicos independientes y también, según reconoció el Concejal de Medio ambiente, no se debería construir grandes bloques como “Las Olas”. Sobre todo, porque este tipo de barreras arquitectónicas dificultará aún más la regeneración natural de la playa. Pero también porque, en el caso de temporales, aumentará el riesgo de graves daños en el domino público, que es la playa, así como en las propiedades privadas frente al mar”.

Apuntan también lo siguiente: “Los responsables políticos del Ayuntamiento han manifestado en repetidas ocasiones que a ellos tampoco les agrada la construcción de “Las Olas”. Pero al mismo tiempo insistieron en que la administración estaba obligada a aprobar el proyecto porque cumplía con las normas urbanísticas vigentes en el momento de la solicitud de la licencia. Y porque en el caso contrario el Ayuntamiento hubiera tenido que enfrentarse a una demanda de indemnizaciones por parte de la promotora”.

Ante este fondo, los vecinos preguntan al Alcalde: “Si las antiguas normas urbanísticas permitían tal proyecto insostenible, ¿por qué no se ha aprovechado la elaboración del nuevo marco urbanístico para poder detener en el futuro este tipo de obras dañinas? ¿Como mínimo en aquellos tramos de playa que ya están muy perjudicados por la actividad constructora y la erosión costera?”

Añaden: “Si lo hemos visto bien, tampoco en las nuevas Normas Urbanísticas Transitorias (NUT) se han introducido herramientas para frenar la construcción en primera línea del mar. Igualmente, en el nuevo Plan General Estructural (PGE) no parecen previstas medidas para reducir la presión urbanística en las zonas del litoral, ni siquiera por lo menos en las playas en grave regresión”.

Además exponen: “La verdad es que no entendemos por qué no se ha atendido a las múltiples alegaciones y sugerencias que nosotros y otros ciudadanos presentaron por escrito y expusieron dentro de varios actos presenciales de participación pública. Sugerencias ofrecidas para dotar a las playas en regresión de una mayor protección urbanística”.

Destacan que la Ley de Costas establece explícitamente que la protección costera no es solo una tarea de las autoridades estatales y regionales, sino también de los ayuntamientos a través de los planeamientos urbanísticos.

Insisten además que aunque el proyecto de “Las Olas” está ya muy avanzado quedan dudas sobre la legalidad del permiso de construcción. “Dudas que se reflejan también en la conocida resolución del Defensor del Pueblo de la Comunitat Valenciana”.

Por ultimo informan al Alcalde de que ya alrededor de 25.000 ciudadanos han firmado la carta pública “SOS Dénia”. Y remarcan: “Hay por lo tanto casi 25.000 personas que, con sus firmas, dirigen un llamamiento a Usted y los demás líderes políticos en Dénia para que se tomen medidas para proteger más y mejorar lo hecho hasta ahora en el litoral de esta bella ciudad ante la creciente presión urbanística. Un litoral que es una parte esencial de la riqueza ecológica y turística de la ciudad y que, por este motivo, debería ser especialmente cuidado”.

Subrayan que entre los miles de firmantes de esta petición “hay muchos ciudadanos que viven en Dénia o sus alrededores, que tienen su segunda residencia allí, o que han llegado a amar y apreciar esta ciudad durante sus vacaciones y visitas”.

Según la plataforma, “el masivo apoyo a la petición “SOS Dénia” evidencia la gran preocupación de que en el Ayuntamiento no se tiene suficientemente en cuenta los modernos criterios de un urbanismo sostenible y respetuoso como los pide hoy en día la sociedad”.