Caso cerrado. Finalmente  no recaerá sobre el Ayuntamiento de Dénia, una de esas gravosas sentencias a las que nos tiene acostumbrados. Se trata de la decisión del Supremo, último escalón judicial por las expropiaciones realizadas en tiempos de Paqui Viciano para construir el Hospital. El debate sobre la calificación del suelo, motivó que algunos propietarios reclamaran contra lo que consideraban un pago no correspondiente por sus propiedades. O sea por suelo urbano. Dichos afectados comenzaron el proceso de recursos hasta que ahora el máximo Tribunal cierra el caso favorable a los intereses municipales certificando la correcta tasación de las tierras de acuerdo a su calificativo rústico, lo que de no haber sido así hubiera supuesto una vez más un importante varapalo para las arcas municipales.