1. Días de cisma en la Marina Alta por el trasiego de jugadores en pocas horas. Si lo más sonado es la salida de Panucci del Jávea tras la llegada de Javi y disputar el partido completo, que confirmó lo que fue en su día un conato de baja voluntaria y ahora por decisión técnica, ha seguido un cambio de cromos que en Calpe ha levantado ampollas por la llamada del CD Dénia a Koke, un delantero goleador, al menos en Primer Regional, categoría en la que defendió los colores del Altea y por tanto petición propia de Manuel Esteban el técnico amarillo que le conoce bien.

Si Koke es ya jugador del CD Dénia, su llegada obligaba a indicar la puerta de salida a Raúl Garrido quien juega en esa posición pero que de llegar con la esperanza de corregir el déficit goleador del equipo, acabó no siendo titular en el último encuentro y además no responder a la confianza y la citada esperanza que se tuvo, con una clara negación ante el gol.

La noche del martes ha sido por tanto una noche muy movida tanto como en lo climático. Reunión en la cumbre en Jávea, reunión entre el Presidente Juan Benavente, Juanjo Ribes y Manuel Esteban y despedida de Koke de sus ya ex compañeros calpinos.