El pasado viernes, 15 de enero, se perdió la pista de Carlos Sobrado Welser, un joven de 23 años, en Xábia.

Carlos mide 1,70 metros y pesa 70 kilos, tiene el pelo negro, los ojos marrones y su complexión es normal. En el momento de la desaparición vestía vaqueros azules y un chaleco azul marino.

Al parecer, el chico estaba internado en un centro terapéutico de Xàbia. Es por ello que la asociación SOS Desaparecidos ya ha lanzado una alerta a través de sus redes sociales para localizarlo, así como la Guardia Civil, puesto que es urgente localizarlo.