En un circuito muy exigente con cinco vueltas por delante que sumarían 21’5km para ascender un total de 821m de desnivel positivo nuestro corredor se colocaba en tercera línea de parrilla por acumulación de puntos en pruebas puntuables a lo largo de la temporada, con un total de 90 corredores que disputaban la prueba en categoría #Máster 30.

La amplía variedad de obstáculos (Rock Garden, saltos, peraltes, troncos), así como el desnivel y el continuo sube y baja generaban un desgaste paulatino en los corredores que sumado a la alta temperatura de la fracción horaria en que se disputaba la prueba (inicio 11:00 horas) hizo de la misma una auténtica odisea.

En una salida frenéticamente rápida bastó sólo la larga y dura subida inicial para establecer la selección natural que formaría los diferentes grupos de carrera, ya desde culminar la misma.

El exigente circuito no dejaba metro para tomar aire ni en subidas ni en bajadas lo que generaba un ritmo en que los corredores iban al límite frotando el error en cada trazada más apurada para no perder ni un segundo con el resto.

Almela que bien posicionado tras la subida, sufrió antes de finalizar la primera vuelta una caída sin consecuencias que le supuso ceder diversas posiciones por la proximidad entre corredores.

Manteniéndose estable el resto de carrera y sin descanso habido nuestro corredor logró cruzar el arco de meta en 1h28′ y finalizar en el puesto 23 de la categoría Máster 30B.