Tras las Jornadas de Concienciación Medioambiental de Rolser, esta empresa apuesta más grande todavía. Y es que el próximo 12 de julio hará entrega a sus trabajadores un kit para mejorar las costumbres de nuestro día a día que contendrá una bolsa térmica reutilizable, una botella de vidrio personalizada y una taza de cerámica take away.

Además de dar los utensilios necesarios para que los trabajadores estén día a día más concienciados, la empresa se compromete a hacer cambios sostenibles como son la instalación de agua potable para poder rellenar las botellas de vidrio, condicionar la cocina de Rolser con un espacio para poder dejar las tazas de cerámica y reducir e incluso eliminar el uso de vasos de usar y tirar, así como estudiar la instalación de secadores de manos o instalar dosificadores de papel por porciones.