El Biomoscatell sigue siendo el único representante de la Marina Alta que participó en este importante encuentro celebrado el pasado domingo. Todo el zumo se vendió, tuvo muy buen aceptación.

El proyecto Biomoscatell del Poble Nou de Benitatxell triunfó en el II Mercado Agroecológico celebrado en el centro de Valencia. Es el segundo año consecutivo que el Biomoscatell tiene un stand en un lugar tan simbólico haciendo visible la calidad de la agricultura de la Marina Alta y de sus productos. Una oportunidad única para dar a conocer el producto estrella de la comarca, el moscatel, en un encuentro mediático que sitúa a la agricultura en el lugar que le corresponde.

“El Biomoscatell del Poble Nou de Benitatxell sigue siendo el único representante de la Marina Alta que participa por segundo año consecutivo en este importante encuentro en el que la agricultura local se pone nombre y cara. La experiencia, como la del año pasado, ha sido muy ilusionante y motivadora. Todo el zumo se vendió, tuvo muy buen aceptación y recibimos el apoyo de todas las personas que se interesaron por nuestro proyecto, que degustaron el vino Moraig, el zumo BioMoscatell y nos animaron a continuar” ha destacado el concejal de Agricultura, Manolo Segarra. En efecto, Los zumos de moscatel ecológico se agotaron a media mañana. Joan Ribó, alcalde de Valencia, se acercó al estand de BioMoscatell, y conversó con los técnicos. “Gracias por traer un trocito de la Marina Alta a Valencia” destacó el munícipe.

El responsable técnico del proyecto, Jose Manuel Bisetto, quiso recalcar el hecho de que “en un año se ha percibido una gran especialización en la calidad de los productos así como mimo en la presentación y el empaquetado. Encuentros como este propician que los agricultores y artesanos intercambien ideas y se formen como productores”.

El II Mercado Agroecológico de Valencia trata de poner en valor la huerta y sus agricultores, la intención de propiciar la alimentación con productos de proximidad, y apuesta por la agricultura ecológica. De 10 a 18 horas, el mercado de producción agrícola de proximidad incluyó además talleres infantiles, presentaciones, actividades musicales y también un cátering de productos de la huerta realizados por personas en riesgo de exclusión social.