Baleària tiene previsto incorporar en marzo de 2021 un buque innovador a nivel internacional: el primer fast ferry del mundo para pasajeros y carga propulsado por motores de combustión interna a gas natural. En las próximas semanas, el Eleanor Roosevelt realizará las pruebas de mar, en los astilleros de Armón en Gijón, donde se está construyendo.

El armamento del casco del buque está prácticamente finalizado y se han realizado pruebas en la rampa de acceso para vehículos y carga. Los trabajos se centran ahora principalmente en la habilitación de los salones para el pasaje, así como en el puente de mando y la instalación electrónica.

 “Los trabajos avanzan y en pocos meses tendremos operando uno de los buques más innovadores y sostenibles del mundo. La incorporación a la flota supondrá un hito en la historia de Baleària, pero también en la del transporte marítimo a nivel internacional”, explica Guillermo Alomar, director de Flota de Baleària. El fast ferry incorpora equipos de medición para monitorizar el consumo real de combustible, calcular la eficiencia de los motores y ajustar la navegación para incrementar el confort según el estado del mar. “Las innovaciones que incorpora reducirán considerablemente el movimiento, las vibraciones y los ruidos”, detalla Alomar.

Con una inversión de 90 millones de euros, el Eleanor Roosevelt será también el fast ferry de mayor eslora del mundo (con 123 metros). Tendrá capacidad para 1.200 pasajeros y una bodega para 500 metros lineales de camiones y 250 turismos, o alternativamente 450 turismos. El buque tendrá una velocidad de servicio de 35 nudos (con una velocidad máxima superior a los 40 nudos).

Además de ser el primero del mundo de sus características con motores duales a GNL, será también innovador gracias a las mejoras tecnológicas smart ship que incorpora, que garantizarán una mejor experiencia a los clientes a bordo: los pasajeros podrán acceder mediante un código QR que recibirán vía WhatsApp, con la indicación del número de butaca asignado; durante toda la travesía tendrán servicio de Internet y cobertura de WhatsApp para mensajes de texto y podrán disfrutar de forma gratuita de una plataforma de entretenimiento digital desde sus dispositivos móviles, así como ver a sus mascotas a través de webcams instaladas en las jaulas. En el diseño de los interiores se ha primado la amplitud de los espacios y la separación entre butacas.

El Eleanor Roosevelt será el buque insignia de la estrategia de flota a gas de Baleària, que en 2021 alcanzará los 9 buques (actualmente navega con 6 a gas natural y está remotorizando uno más). La naviera ha invertido 380 millones de euros para incorporar el gas a su flota, un combustible que implica una reducción considerable de las emisiones (con una mejora inmediata en la calidad del aire y el efecto invernadero) y de la contaminación acústica. En concreto se reducen en un 30% las emisiones de CO2, en un 85% las de NOx, y se eliminan las de azufre y partículas.

Sobre Baleària 

Baleària es la naviera líder en el transporte de pasaje y carga en las conexiones con Baleares, y también une Ceuta, Melilla y Canarias con la península. En el ámbito internacional, ofrece servicios en Marruecos, Argelia y el Caribe (entre Estados Unidos y las Bahamas).

La naviera es pionera a nivel mundial en el uso de gas natural: en 2019 fue la primera en navegar con esta energía más limpia en el Mediterráneo y Canarias. La flota a gas de Baleària alcanzará en 2021 los 9 buques, entre nuevas construcciones y remotorizaciones, con una inversión de 380 millones. La compañía apuesta por poner la tecnología al servicio de los clientes en sus smart ships y por el uso del big data para mejorar su eficiencia.

Baleària se define como una empresa ciudadana y responsable, que ha asumido la Agenda 2030 de las Naciones Unidas como la hoja de ruta que guía su actividad en los ámbitos de la sostenibilidad económica, social y ambiental.

En 2019, Baleària transportó más de 4.480.000 pasajeros y 6.111.000 metros lineales de carga. Además, su flota de 32 buques navegó más 1,6 millones de millas. La compañía, en la que trabajan más de 1.800 empleados, facturó 452 millones de euros.