Baleària acaba de invertir cerca de 55 millones de euros en la adquisición del buque Visemar One, que lleva navegando para la compañía desde hace siete años. Con esta compra, la flota de barcos en propiedad de Baleària alcanza las 26 unidades de un total de 30.

El ferry Visemar One fue estrenado por la compañía en el año 2011 en la ruta Barcelona-Palma, y actualmente opera entre  València y Palma. Este ferry, de 186 metros de eslora, destaca por ser un ropax con gran capacidad de carga rodada, 2.860 metros lineales, respondiendo a las necesidades de la línea que une la península y Mallorca para el transporte de mercancías. Además, el buque -construido en 2010- tiene capacidad para 600 pasajeros y navega a una velocidad de 24 nudos.

El ferry cuenta con distintas acomodaciones, restaurante self-service y un bar-cafetería interior y otro en la cubierta exterior. Además, el barco tiene una tienda de regalos y artículos de primera necesidad, así como zona infantil y accesos adaptados para personas con movilidad reducida.

Cabe remarcar que el buque ha sido valorado positivamente por parte de los clientes en las últimas encuestas de satisfacción, que realiza la empresa Investrategia, con una puntuación media de 8,2 sobre 10.