Baleària ha realizado un viaje excepcional entre Tánger-Med y la localidad francesa de Sète (en el sur del país galo) para facilitar el traslado a Francia a unas 200 caravanas y sus 326 ocupantes, que se encontraban en Marruecos cuando se inició la crisis sanitaria causada por el Covid-19. Todos ellos son ciudadanos con pasaporte comunitario europeo, la mayoría son franceses, pero también han viajado suizos, alemanes e italianos, entre otras nacionalidades, que no podían salir del país a causa de las restricciones actuales.

El buque Nápoles salió de Tánger-Med el domingo 29 y ha llegado a Francia hoy por la mañana, en una operación, que ha sido coordinada con los gobiernos de Marruecos y Francia y en la que también ha participado la UE. Además, está previsto un segundo viaje igual este jueves 2 de abril para trasladar de regreso a sus países a los turistas que siguen en territorio marroquí. El buque saldrá del mismo puerto y llegará al puerto de Sète el viernes.

Teniendo en cuenta el contexto actual, la naviera ha seguido todos los protocolos de seguridad e higiene antes y durante el viaje como, por ejemplo, medir la temperatura a todos los pasajeros antes de embarcar y desinfectar todos los vehículos antes de entrar en la bodega del buque. Además, a bordo viajaba personal sanitario.

El Ministerio de Asuntos Exteriores de Francia, y los embajadores de Francia y España en Marruecos han agradecido a la compañía su importante papel en el traslado de estas personas.

Cabe recordar que Baleària sigue abasteciendo a diversos territorios con suministros de primera necesidad. Sus barcos son esenciales para transportar la carga con este tipo de bienes hasta lugares como Ceuta, Melilla o incluso Marruecos. En concreto, en el país africano, la naviera opera con el buque Poeta López Anglada desde Algeciras a Tánger-Med y desde Almería a Nador conecta con el ferry Dénia Ciutat Creativa.