Aqualia y el Ayuntamiento de Dénia (Alicante) han llegado a un acuerdo para colaborar conjuntamente en el desarrollo de un plan de vigilancia microbiológica en aguas residuales como indicador epidemiológico para un sistema de alerta temprana para la detección precoz de SARS-CoV-2.

Diferentes estudios han puesto de manifiesto la existencia de material genético (RNA) del virus SARS-CoV-2 en aguas residuales, proveniente de fluidos biológicos y heces de personas infectadas por el virus, cuya identificación temprana en las aguas residuales puede servir como alerta de reapariciones de la enfermedad COVID-19 en la población. 

En el caso de Dénia, se recogerán muestras cada 15 días para ser analizadas. El proceso de análisis detecta el RNA del virus, y su seguimiento en el tiempo en las aguas permite determinar en qué cantidad está presente. Mediante el recuento de una serie histórica, si se constata un aumento de la carga vírica en las muestras de un mismo lugar indicará que el grado de afección está aumentando y permitirá adelantar la toma de decisiones.

Aqualia pondrá a disposición de las autoridades municipales el Informe del laboratorio con el resultado obtenido, la interpretación del mismo y recomendaciones a realizar.

Aqualia ha puesto a disposición de los municipios en los que presta servicio su experiencia y tecnología para el desarrollo de este Plan asentado sobre un Protocolo específico de la compañía en esta materia.

Aqualia quiere transmitir a sus clientes en Dénia que seguirá trabajando en la prestación de los servicios de abastecimiento y saneamiento con las mayores garantías para los ciudadanos y trabajadores del servicio.