Las ambulancias de la Comunitat estarán en huelga desde el 3 de julio.  UGT-PV ha convocado esta huelga indefinida de ambulancias en la Comunitat Valenciana a partir del  3 de julio, según informa el sindicato, por el “incumplimiento” del acuerdo alcanzado en el Tribunal de Arbitraje Laboral (TAL) en junio del año pasado por un convenio colectivo “justo” con la mejora de condiciones laborales, prevención de riesgos y contra el intrusismo laboral”.

En un comunicado, el sindicato denuncia que la patronal autonómica “incumple” este acuerdo,  sobre el inicio de la negociación de la parte económica del segundo convenio colectivo del sector en la Comunitat,  “incluyendo las condiciones y estructura retributiva, tanto salarial como no salarial”.

UGT-PV explica que la patronal –en la última reunión celebrada este pasado miércoles, 20 de junio– presentó una propuesta que “contradice el acuerdo del TAL: pretende rebajar los salarios de los trabajadores y las condiciones laborales recogidas en el convenio, contradiciendo el acuerdo alcanzado en 2017″.

De esta forma, entienden que la patronal trata de “financiar el despropósito de la licitación sobre las espaldas de los trabajadores, que desde 2013 vienen sufriendo una merma en sus retribuciones, unos horarios que llegan a las 2.600 horas anuales y unas condiciones y cargas de trabajo insostenibles”.

También denuncian el hecho de que la patronal este “negociando con este sindicato y rebajando las cantidades recibidas por otro, con un diferencial para los trabajadores, por un periodo de cuatro años, que van desde 4.000 euros a 1.800 euros menos”

Finalmente, denuncian que esta licitación “supone un intrusismo profesional, obligando a los TES a realizar el traslado de enfermos intrahospitalarios, que es competencia del personal celador, e incumpliendo la orden de 1971 del estatuto de personal de los institutos de salud”.

“Sumado a la situación de las plantillas de estos trabajadores, supone una privatización encubierta que contrasta con la política de reversión de la Conselleria, de la que no quieren ser partícipes los TES, además de perjudicar la circulación de pacientes, generando esperas en las ambulancias”.