La que fuera alcaldesa de Dénia, Ana Kringe, ha anunciado hoy que renuncia a su actual cargo de edil y ha alegado que se debe estrictamente por motivos personales y familiares. Pese a esto, Kringe continuará siendo militante del Partido Popular.

Kringe se ha dedicado durante más de 19 años a la política activa, municipal y provincial, como cargo público, desde que empezó luchando en las filas de Nuevas Generaciones del Partido Popular. Ella ha ocupado el cargo de concejala, de diputada provincial y primera edil del Ayuntamiento de Dénia.

Desde su partido han destacado su gran labor, no solo por el Partido Popular, sino también por todo lo que ha conseguido para Dénia.